• ADMISION DISEÑO
  • ADMISION ciclos
/Burgos, una ciudad con encanto

Burgos, una ciudad con encanto

17-08-2017


Burgos es una ciudad de unos 170.000 habitantes situada en el extremo noreste de Castilla y León. Su ubicación geográfica la convierte en una urbe próxima a las regiones de Cantabria, el País Vasco, y La Rioja, sin olvidar su conexión con otras zonas castellano-leonesas como Soria, Segovia, Palencia y Valladolid. Pasear por Burgos es disfrutar de una ciudad que ofrece múltiples caras al visitante.

La capital burgalesa está llena de parques con encanto. Desde el Paseo del Espolón, pasando por el Parque la Isla, sin olvidarnos del Paseo del Espoloncillo, el Paseo de la Quinta, donde se levanta la Cartuja de Miraflores, o el Parque de Fuentes Blancas. Burgos ofrece además una perfecta unión entre su pasado histórico visible en edificios como la Catedral, las Huelgas Reales o la Casa del Cordón; y su aspecto más cosmopolita visible en el Museo de la Evolución Humana (que alberga los restos del yacimiento Atapuerca), el Bulevar y la Estación de Tren Rosa de Lima.

Burgos se funda en el año 888 por el Conde Diego Porcelos bajo el reinado de Alfonso III. Al conde se debe la construcción del Castillo, espacio de ocio y tiempo libre, que ofrece una de las mejores vistas de la ciudad. Próximo al Castillo se encuentra el Museo CAB centrado en la difusión y promoción del arte contemporáneo en la ciudad. Este espacio ofrece otras alternativas como la posibilidad de asistir a conferencias, cursos, o simplemente disfrutar de su espacio lector mientras tomas un café.

Si paseas por el centro puedes saludar al Cid cuya estatua se sitúa próxima al Teatro Principal. En este espacio puedes acceder a su sala de exposiciones temporales y, si tienes interés, poder ver obras de teatro o disfrutar de conciertos. Siguiendo la senda del Arlanzón, dirección norte, otra parada obligada es la visita del Monasterio de las Huelgas Reales. El edificio fue mandado construir por Alfonso VIII y su esposa Leonor de Plantagenet en 1170. Al margen del Panteón Real, el monasterio esconde una pequeña joya, un museo de indumentaria medieval para que puedas hacerte una idea de cómo se vestía en el Burgos del siglo XII. Saliendo de las Huelgas, nos damos de lleno con el entorno universitario. Debes saber que la Universidad de Burgos ocupa un conjunto de edificios históricos conocidos con el nombre del Hospital del Rey mandado construir en 1195 por Alfonso VIII, rey ocupado donde los haya. Como dato de interés el Hospital del Rey está situado en el espacio por el que transita el Camino de Santiago, de manera que es muy posible que te puedas cruzar con peregrinos. Si es así salúdalos de nuestra parte y deséales buen camino. En esta zona encontramos, además, el Parral, espacio verde que debes anotar en la agenda porque, coincidiendo con la primera quincena de junio, se celebra la romería del Curpillos.

Acercándonos al casco histórico, la Catedral es sin duda una cita obligada. El edificio es considerado una de las joyas del gótico europeo y ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1984. En la Catedral puedes hacer el recorrido tradicional (te recomendamos ver la Escalera Dorada) o dejarte caer por el claustro. Es muy posible que tu estancia en nuestra ciudad coincida con alguna exposición que despierte tu interés. ¿Quién ha dicho que el arte actual esté reñido con el medieval? Si llegas a la Catedral por el Paseo de la Audiencia, recuerda que deberás atravesar una puerta, el Arco de Santa María. El edificio está gestionado por el Ayuntamiento y ofrece la posibilidad de visitar interesantes exposiciones de fotografía, pintura, escultura, de artistas locales o procedentes de otros lugares. Y si tienes ganas echa un vistazo a su botica.

Paseando por el Espolón pasarás cerca del Consulado del Mar. El edificio alberga hoy en día exposiciones y es la sede de la escuela municipal de dibujo pero, en su tiempo, fue el organismo encargado de gestionar el monopolio del comercio de las lanas castellanas y su comercio con Flandes. Ten en cuenta, además, que el Espolón conecta con la Plaza Mayor donde encontrarás más de un rincón en el que poder comer o tomar unas cañas. Atravesando la Plaza Mayor te encontrarás ante el Palacio de los Condestables de Castilla, actual Casa Cordón. No te dejes apabullar por su aspecto externo y entra en su interior. La Casa Cordón es famosa por el mimo con el que cuida sus exposiciones. Marcel Duchamp, o colectivas sobre el dibujo, han tenido su hueco por tanto es una cita a tener en cuenta. Hablando de palacios, otro que puedes visitar es el actual Museo de Burgos, antigua Casa de Miranda y Casa de Iñigo Angulo. El museo está muy cerca de la estación de autobuses y su visita es obligada para apreciar las piezas de esmaltes procedentes del taller de Santo Domingo de Silos, taller de gran renombre en la provincia burgalesa, durante el periodo medieval, y que bebe directamente de las fuentes de Limoges.

Pero en Burgos no todo es pasado histórico. Tienes que saber que la ciudad sufre una importante modernización en los siglos XIX y XX. Esta centuria es testigo del despegue industrial reflejado en tres vías fundamentales: la Fábrica de Seda Artificial, la Fábrica de Cellophane y la Fábrica de Papel Moneda. A ello se añade la importancia que, en los primeros compases del siglo XXI, alcanzan otros sectores como el de la moda con la presencia de figuras surgidas en la provincia burgalesa.

En la actualidad Burgos es un referente internacional en el estudio de los orígenes del hombre que queda representado en el Museo de la Evolución Humana, donde se expone parte de la investigación y restos arqueológicos de los yacimientos de Atapuerca.  Si a esto añadimos la buena gastronomía, la variedad de tiendas en el corazón de la ciudad, el calor de la gente y la presencia del Hangar como espacio destinado a conciertos, mercadillos mensuales…, sin duda alguna nos encontramos ante una ciudad con encanto, fresca y actual, que merece la pena ser disfrutada.

Plano de Burgos. Accesos y alojamientos
Burgos, punto de encuentro

(0)

|
© 2017 EAS Burgos | Aviso legal | easdburgos.es | Acceso |